domingo, 1 de enero de 2017

El Palmeral de Alicante reflejado en el coche de R. Palmerel. FELIZ AÑO.


Mis primeras fotografías de 2017. Desde el Palmeral de Alicante. foto de Palmeral; Ramón




Érase un mar de olas masas y casi comestibles. Foto Palmeral




La mosca cazada con el objetivo. Fot. Palmeral


El Sol sobre el mar riela. fot. Palmeral


Cómo hacer fotos en blanco y negro en la Nikon D500










La Nikon hace fotos en blanco y negro con las posiciones botón en P. S. A.M.

1-Menu primncipal
2-Optimizar imagen
3.-Blanco y negro.

Página  84 CD de intrucciones o Manuel del Usuario.

También se pueden hacer en el Photoshos partiendo de una foto en color, dandole a saturación.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Originales arroces de maricos de Rob Schneider. Nunca es esto una paella.




 Piensas estos aficioando a la cocina qe en cuentgo hay arroz amarillo ya es una paella.
Estos lo que son son pellas de arrox con cosas. Es un insulto a nuestras paellas valenciana y alicantina o de tabarca con arron negro. Por favor que algún cocinero famoso enseñe a este Rob Schnedir a hacer paellas de verdad.


.....................................NOTICIAS.........................
Después de la polémica “paella con chorizo” del televisivo chef Jamie Oliver, del ‘Paellagate’, y del aluvión de críticas que le cayeron por poner este ingrediente a lo que él denominaba su “versión” del tradicional plato valenciano, todavía hay quien se atreve a jugársela, desatando de nuevo la ira de los usuarios de Twitter tras llamar “paella” al esperpéntico plato que preparó para la cena de Nochebuena.
Se trata del actor estadounidense Rob Scheneider (conocido por sus apariciones en películas como Gigolo o Este cuerpo no es mío), quien publicó en un tuit la foto que aparece a continuación con este texto: “Acabamos de poner la paella en el horno. ¡Qué rico!”.

Pescador saliendo de la zodiac. Alicante

Lo que parecen redes en primer término son algas arrojadas por el último temporal.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Echando un cigarro. Caseta del vigilante de pecadores.

Hay lugares que en los tiempos en que vivimos donde queremos lo nuevo.
Nos asombran las cosas antiguas, como esta caseta de palos desvencijada, quie un día arrojara el mar des el hruacán de sus olas. Se medio cae, pero  resite. No se equiquen que esta caseta de Aguamarca, lleva a ¡quí no se sabe cuánto tiempo. Vigila la mar, vigila el faro del fin del mundo, del fin del horizonte donde todo fantasía es posible. ¿Qué piensa este hombre? Echa un cigarro lentamente como lento el el caminar de los caracoles marinos, de la tortugas marinas, o este viejo esqueleto del cangrejo sentario que una vez tuvo un cuerpo vivo, cuya cáscara de roca y cal persiste.

La caseta del vigilante de pescadores