domingo, 11 de marzo de 2012

Salen las olas de mar como un cuerpo acuóreo





¡No descanses, Amor, en torno mío!
aunque seas, a veces, amarfo, cruel, violento,
como el mar levantado en un ciego desvarío.
Yo prefiero la muerte a estar vaciío
de la fuerza creadraa de su aliento.


Carlos Fenoll "No resposes, amor"

No hay comentarios:

Publicar un comentario