miércoles, 24 de septiembre de 2014

Antigua puerta labrada y tallada en madera, en Córboda. Peligro de destrucción.

Esta puerta de no sé que lugar, que fotografié en la plaza del Museo Arqueológico de Córdoba es una maravilla de talla que no sé de qué artista es. Se encuentra al aire libre sin ninguna protección. Puerta que debería salir de aquí para ser retaurada es estar en algún museo. Si esta puerta estuviera en París, Londres, Florencia o Nueva York, sería objeto de más cuidado y conservación. Pedimos al Ayuntamiento de Córdoba que se encargue de este asunto, puesto que dentro de algunos años, se quedarán sin este tesoro. ¿Esto lo sabe le Patrimonio Nacional? En realidad esta puerta de madera es un retablo.

Evidente daños de la madera con grietas

Cuadro de Bossuel en el Museo de Bellas Artes de Córdoba. Estampa de la ciudad con el puente romano y la mezquita-catedral.


No he encontrado ciudad en España más rica en contractes hitóricos, desde pueblos pimitivos, iberos, romanos, visigodos, judios, árabes y cristianos que la marillosa ciudad de Córdoba, placer de callejas, rincones flamencos, puentes y río de Guadalquivi, que cantara su hijo predilecto Luis de Góngora.

Jazmines en los jardines de las murallas de Córdoba


Monedas en el Museo Arqueológico de Córdoba




Privilegios de tráfico en la ciudad de Córdoba


jueves, 18 de septiembre de 2014

XVI Exposición "La filatelia en la provincia de Alicante". Diputación de Alicante

Se inaugura el 30 de septiembre a las 12.00, en la Sala de Exposiciones del Palacio Provincial Adva. de la Estación, 6 Alicante. Permancecerá abeirta hasta el 15 de noviemebre. Lunes a sábado de 11 a 13 horas y de 17.30 a 20 horas.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

El Torcal de Antequera. Centro de visitas

El Paraje Natural Torcal de Antequera encierra una de las muestras más impresionantes de paisaje kárstico de toda Europa y, debe su nombre, a las dolinas o torcas, unas curiosas formaciones en forma de depresiones circulares.

En El Torcal predominan las calizas, rocas con más de 150 millones de años, formadas por sedimentos marinos muy sensibles a la erosión. La acción lenta pero continuada de la lluvia, la nieve y el viento sobre este material han moldeado este característico paisaje. Sus cuevas y simas configuran un entorno idóneo para la práctica de la espeleología. Algunas de ellas, como la del Toro y la Marinaleda I, albergan huellas de la presencia del hombre en el Torcal desde la Prehistoria.

Dos rutas invitan a perderse por esta ciudad de piedra. El camino que parte del centro de visitantes Torcal Alto, conocido como ruta verde, es donde las formas kársticas son más espectaculares. En este lugar, el visitante debe dejarse llevar a lo largo del Callejón Oscuro o del Callejón del Tabaco, ejemplos de la multitud de pasadizos originados por el hundimiento de las fracturas del terreno. Las rocas son aquí una colección de esculturas naturales, algunas con formas familiares, como el Tornillo, declarado Monumento Natural, el Sombrerillo, el Cáliz o el Dado, entre otras muchas que esperan ser definidas por la imaginación y la fantasía de quienes las recorran.