jueves, 30 de octubre de 2014

Se vende moto Hamaha, o la furgoneta, no se sabe muy bien.


Motos de correos aparcadas en la acera.

Las motos alimentando amarillo de Correos se aparcan en las aceras sin problemas, vas tú y aparcas tu moto y te denuncian los locales. Podemos debe actuar y Debemos mejor observar..

Las yucas son familias del drago. Plaza de la Vila (Alicante)


Castillo de Santa Bárbara, tomado a unos 10 kilómetros de distancia



Pescadores en Urbanova.



Abeja silvestre. Saladares de Agua Amarga (Alicante)



Caminando en la noche con cierta niebla. Foto de Alberto Verdu.


miércoles, 15 de octubre de 2014

jueves, 9 de octubre de 2014

La luna vino a la fragua con su polisón de nardos.



Esta mañana 9 de octubre, entre 8,25 y 8,30, tome estas bellas fotografía de la luna ocultándose sobre los montes de Foncalent desde mi ventana con mi cámara digital Nikon P500, que tiene un potente zoom.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Robert Doisneu, un fotógrafo parisino en Málaga.

Arte Fotografía

El día que Doisneau venció la timidez

  • La Térmica de Málaga acoge una retrospectiva sobre el retratista de los suburbios parisinos por excelencia

Con su barba descuidada y su inseparable Rolleiflex, Robert Doisneau (Gentilly, 1912 - París, 1994) no era de los que vestía con sombrero de ala ancha ni chaqueta de terciopelo. Bajo ese aspecto desaliñado que, según sus propias palabras, le hacía parecer "un bárbaro sin educación", se escondía un tímido joven que comenzó fotografiando aceras y adoquines.
A pesar del reparo que al principio le daba inmortalizar a los viandantes que el azar ponía en su camino, los años le convirtieron en el retratista de los suburbios parisinos por excelencia. "Yo sentía no poder estar más cerca de la gente, pero no me atrevía a acercarme mucho. Y son precisamente estas imágenes, las que tienen mucho aire alrededor, las que resultan más conmovedoras", le confesó en cierta ocasión a Sylvain Roumette durante una entrevista.
Del 10 de octubre al 7 de enero, el centro cultural La Térmica de Málaga acoge Robert Doisneau. Retrospectiva, un paseo por el trabajo de este artista que, a través de 50 imágenes en blanco y negro, desvela cómo y por qué ha pasado a la historia por ser uno de los representantes de la fotografía humanista más destacados de todos los tiempos. (Ver álbum de la exposición).
'Los mandiles de Rívoli', 1978.
Cansado de las atrocidades que trajo consigo la Segunda Guerra Mundial, en la que combatió hasta el año 1940, la muestra se hace eco de esa sensibilidad que le permitió convertir pequeñas anécdotas cotidianas en obras de arte llenas de una delicada benevolencia. Como solía decir, "las maravillas de la vida diaria son apasionantes. Ningún director de cine puede organizar las sorpresas que te puedes encontrar en la calle".
Una vez tomadas, Doisneau no solía volver a contemplar sus fotografías. Eso le provocaba la misma sensación que ver su álbum familiar, un sentimiento que le hacía ser consciente del paso del tiempo de una manera brusca y vertiginosa. Sin embargo, cuando se le preguntaba por el secreto de una buena foto, su respuesta era, paradójicamente, la siguiente: "Existe esa cosa misteriosa que se cuela por azar y a la que yo llamo 'el encanto'. Esa especie de aroma surge mucho tiempo después. Hay imágenes que envejecen bien y que envejecerán cada vez mejor. Ésas son las buenas fotos".

La forja de un estilo

Aunque comenzó como autodidacta, leyendo las instrucciones de las cajas de emulsión para revelar, Doisneau encontró en André Vigneau a uno de sus mayores maestros. El polifácetico artista, que lo mismo le prestaba libros sobre sensitometría que le cedía su cámara fotográfica de madera, supo transmitir a su discípulo su preocupación por la iluminación y los volúmenes.
Posteriormente, además de interesarse por los trabajos de Man Ray o Brassaï, se codeó con los mismísimos Henri Cartier-Bresson y Robert Capa. Por su parte, el intelectual Robert Giraud se encargó de acercarle a la vida nocturna de la capital francesa, donde encontró una fuente de inspiración que puso a prueba su paciencia y su tesón en no pocas ocasiones: "París es un teatro en el que se paga asiento con el tiempo perdido. Y yo sigo esperando".
'Los amantes del Hôtel de Ville', 1950.
Además de permanecer al acecho, pendiente de cualquier instante que poder capturar de un disparo, Doisneau también construyó algunos momentos para inmortalizarlos después. Es el caso de una de sus fotografías más famosas, la que más disgustos le costó cuando, en 1993, los dos protagonistas de El beso del Hôtel de Ville presentaron sendas demandas de derechos de imagen.
Finalmente, la justicia dio la razón al fotógrafo, que aportó como prueba la serie completa de fotos tomadas en distintos puntos de París con los mismos jóvenes, con quienes había pactado de antemano el posado. Al fin y al cabo, Doisneau siempre quiso mostrar la vida "no como es, sino como debería ser".

11 Consejos Fundamentales para hacer Fotografias de Paisajes

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (10 votos)
wpid-fotografia-paisajes.jpgUna de las modalidades de fotografía más complicadas es probablemente la fotografía de paisajes. Sin embargo, también se trata de la primera línea de trabajo en la que uno se adentra en fotografía, probablemente porque es la más fácil de probar. En este artículo te queremos dar una serie de consejos para que mejores tus fotografías de paisajes.
Seguro que piensas que muchos de los consejos que te damos en este artículo son bastante obvios, pero tal vez haya alguno que no lo sea tanto. Nunca está de más repasar los puntos que te damos.

1. Utiliza la mayor profundidad de campo que puedas

Foto de Hamed SabeMientras que en otro tipo de fotos se juega con la profundidad de campo, utilizando esta faceta como un elemento compositivo más, la fotografía paisajística se caracteriza por aplicar, por regla general, la mayor profundidad de campo posible, manteniendo nítida toda la foto.
Recuerda que para conseguir una gran profundidad de campo debes cerrar el diafragma del objetivo de tu cámara y dominar el concepto de distancia hiperfocal.

2. Utiliza un trípode

Como probablemente cierres mucho el diafragma, tendras que utilizar tiempos de exposición largos. Así que, necesitarás un buen trípode si no quieres que te salgan movidas ls fotos.
En caso de no disponer de uno, puedes probar a abrir algo más el diafragma o a subir la sensibilidad ISO, aunque recuerda que haciendo esto último aumentarás la relación de ruido en la imagen.

3. Identifica un centro de interés

paisajes 3Recuerda que toda buena foto debe tener un centro de interés. Identifica uno dentro de tu paisaje. Puede ser el pico de una montaña, una roca, un árbol, una silueta, …
También acuerdate de situarlo bien dentro de la fotografía. Para ello puedes aplicar la regla de los tercios.

4. Piensa en el fondo

Al contrario que en otras muchas temáticas, en paisajes el fondo importa mucho. Estará nítido y forma parte de la composición por completo. Por tanto, tendremos que analizarlo con detenimiento, viendo donde situamos los puntos de interés, si utilizamos líneas rectas o curvas para conducir la atención en la foto, ver de qué manera vamos a crear sensación de profundidad, …
No debemos olvidar tampoco mantener recto el horizonte. Recordar que podemos corregir la inclinación de la foto si nos saliera torcida.

5. Ten en cuenta el cielo

paisajes 4El cielo es otro de los puntos a considerar a la hora de componer nuestra foto. Y es que en función de la situación podemos querer colocar la línea del horizonte de forma diferente.
En la mayoría de fotografías de paisajes hay un elemento predominante: el cielo o la tierra (vale, o el mar). Si vemos que el cielo no aporta demasiado a la foto, lo suyo es dejar un solo tercio de la fotografía para el cielo, mientras que si el tipo de cielo que estamos sacando es el elemento predominante, por la forma de sus nubes, por el color en función de la hor del día, …, lo suyo es darle dos tercios de la foto para resaltar su importancia.
En algunas ocasiones no estará de más aplicar algo de procesado posterior a la foto para dar más fuerza al cielo, aplicando algún tipo de filtro para añadir color y contraste.

6. Lineas

Foto de  Ben Fredericson (xjrlokix)Cuando repasamos algunas técnicas para la composición fotográfica ya os hablamos de las líneas.
Las líneas son un recurso compositivo que nos permite guiar la vista del espectador por la foto, marcando el recorrido que deben hacer para ver la imagen.
Gracias a las líneas podemos dar a la imagen sensación de profundidad y escala de tamaño, además de poder ser, en sí mismas, el centro de interés de la fotografía.

7. Captura el movimiento

La mayoría de nosotros asociamos la idea de paisaje al sentimiento de calma, paz y tranquilidad. Lo cierto es que muy pocas veces encontramos esa calma total en la escena que estamos viendo en un momento determinado. El movimiento que se pueda producir a nuestro alrededor puede añadir a la imagen sentimiento o drama, y crear en sí mismo un centro de interés.
El viento que mueve los árboles, las olas en el mar o la corriente de un río son ejemplos de movimeinto que encontramos continuamente en la naturaleza y que podemos recoger en nuestras fotos.
Para capturar ese movimiento tendremos que utilizar velocidades de obturación bajas, lo que nos obligará a cerrar más el diafragma para contrarrestar la cantiadd de luz que entra a través del objetivo y puede que algún tipo de filtro para reducir la luz, salvo que esperemso a un momento del día con menos luz.

8. La meteorolología

paisajes 6Una escena puede variar drásticamente en función del tiempo que se de en el momento de hacer la foto. Por lo tanto, elegir bien el momento en el que hacer la foto va a resultar determinante para obtener un buen resultado.
Cuando empezamos en el mundo de la fotografía, asociamos el buen tiempo y los días soleados al mejor momento para hacer fotos. Con el tiempo nos iremos dando cuenta de la infinidad de posibilidades que ofrecen los días nublados, lluviosos, la niebla o la nieve.
Los días soleados, en las horas centrales del día, generan una luz dura, con sombras muy acusadas y fuertes contrastes entre las luces y las sombras. Por el contrario, los días nublados dan una luz más suave, reduciendo ese contraste.
No debemos dejar de buscar días de tormenta, niebla, viento, cielos especialmente nublados, o nieve. Empezaremos a generar diversidad en nuestras imágenes, rompiendo la monotonía de nuestras fotos de paisajes, en lugar de estar esperando con nuestra cámara cogiendo polvo a que llegue el próximo día soleado.

9. La hora del día

paisajes 7Aunque ciertemente tengo pocas oportunidades de hacerlo, me gusta madrugar para hacer fotos de paisajes al amanecer o esperar al atardecer para hacerlas.
El amanecer y el atardecer son los dos mejores momentos para hacer fotos de este tipo. La posición del sol hace que la luz incida sobre los objetos con un ángulo específico en el que se crean texturas y patrones con las sombras. La temperatura de color varía enormemente, y los cielos se transforman completamente por este ángulo con el que llegua la luz.

10. Acuerdate del horizonte

paisajes 8Posiblemente es la regla más básica de la fotografía. Debemos mantener en mente siempre el horizonte en dos aspectos.
El primero, manteniendolo recto. Antes de disparar, asegurate de que el horizonte está bien nivelado. Recuerda que siempre puedes corregir la inclinación posteriormente en la edición de la foto, aunque te obligará a recortar la fotografía.
El segundo, en cuanto a su composición. Recuerda la regla de los tercios. No pongas el horizonte partiendo la foto, salvo que esté justificado. En la inmensa mayoría de los casos es preferible ajustarl al tercio inferior o al superior.

11. Cambia el punto de vista

Normalmente hacemos las fotos desde el mismo punto de vista. De pie, con la cámara a la altura de nuestros ojos. De este modo la foto resultante transmite siempre la misma sensación. Es lo que vemos habitualmente.
Prueba a cambiar ese punto de vista. Tirate al suelo, agachate, subete a algún sitio elevado… Descubrirás nuevos puntos de vista, y conseguirás fotos más sorprendentes.

Y tú, ¿tienes algún consejo más?

Seguro que me he dejado muchos buenos consejos para hacer fotos de paisajes, o situaciones complicadas que te has encontrado en alguna ocasión y te has visto obligado a resolver. No dudes en contarnoslo.