lunes, 5 de septiembre de 2011

Hoja de 25 sellos de 1977. San Pedro de Cardeña





Hoja de 25 sellos exhibición. Núm 50.627 año 1977. No venta. Serie "Monasterios y Abadías". San Pedro de Cardeña, de 3 pesetas.
Cuando los sellos tiene al margen un número de serie los hacen únicon e irrepetibles, por lo tanto son potenciles obras de arte y obejetos de deseo por coleccionistas filatélicos.



...................ABADIA DE SAN PEDRO DE CÁRDEÑA.....
El Monasterio de San Pedro de Cardeña es una abadía trapense situada en Castrillo del Val, provincia de Burgos (España).
Fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento el 3 de junio de 1931.
Se encuentra situado a 10 km del centro de Burgos.
Se piensa que estaba en activo ya en los tiempos de la dominación visigoda. Su fundación la señalan los anales: El año 899 se fundó Cardeña.
El 6 de agosto del año 953 sus 200 monjes fueron martirizados por los musulmanes, canonizados en 1603 y conocidos como Los Mártires de Cardeña . El monasterio goza de gran popularidad con gran afluencia de devotos, entre los que se encuentran el rey Felipe III de España y su esposa la reina Doña Margarita de Austria. Una de sus preciadas reliquias, la cabeza de su abad San Esteban, fue trasladada al Monasterio de Celanova, también se encuentran dos urnas en el Monasterio de la Huelgas y otra en la Catedral de Burgos.



(Beato de Liébana. Códice de San Andrés Arroyo (copia del siglo XIII). Iluminado con oro y plata en el monasterio de San Pedro de Cardeña.)

Cada año, el 6 de agosto, aniversario del martirio, la tierra del claustro donde fueron sepultados los mártires, se teñía de un color rojizo que parecía sangre. El milagroso prodigio, ampliamente testificado, se repite hasta finales del siglo XIV. El año 1674 ya una vez levantado el nuevo claustro de estilo herreriano se reprodujo el hecho, personándose el arzobispo Enrique de Peralta, que vivamente impresionado encargó un estudio, interviniendo médicos y teólogos. Recogió el líquido, coaguló al ser puesto en agua hirviendo.

Durante la Guerra Civil Española se convirtió en un campo de concentración para prisioneros de guerra.
El 1 de febrero de 1967 un violento incendio destruyó las tres cuartas partes del monasterio, habitado desde 1942 por la abadía trapense de Nuestra Señora de los
La prosperidad del monasterio en la época altomedieval se refleja en la calidad de su scriptorium, en el que el monje Endura realizó obras extraordinarias.
El Beato de San Pedro de Cardeña fue realizado entre los años 1175 y 1180, cuenta con 290 páginas y 51 miniaturas. 127 folios se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, 2 en la Biblioteca Francisco de Zabálburu y Basabe, también en Madrid (donde también se halla el Cartulario de San Pedro de Cardeña), 1 en el Museo Diocesano de Gerona y otros 15 en Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.[3]
Escudo de la Abadía y mención a los Santos Mártires de Cardeña.
Sobre la portada principal destaca el escudo de armas del Monasterio, en el que están representados por blasones las casas de Aragón, con tres coronas; de Castilla; de Barcelona, un león: de Asturias, cadena rodeando el campo; de El Cid, mano con llave; y de San Pedro, mano con espada.

Robusto campanario donde se alternan las diversas evoluciones del estilo románico.
Desde la sala capitular, que data del siglo XIII, se divisa a través de grandes cristaleras el claustro románico que data del siglo XII. Compuesto por arquería de medio punto sobre columnas únicas que descansan sobre fustes robustos y coronadas de capiteles que imitan el estilo corintio. Los arcos recuerdan en su decoración a los de la mezquita de Córdoba por su policromía, alternando los colores blanco y rojo. En la pared izquierda se encuentran unas antiquísimas piedras cuya inscripción recuerda el trágico suceso.
[editar] Iglesia

Para construir esta iglesia de tres naves se destruyó la románica, aunque afortunadamente se salvó la torre, legítimo recuerdo cidiano. Reedificada en el siglo XVI, consta de tres naves, con una capilla aneja, denominada capilla de El Cid, ya que allí fue enterrado, y permaneció antes de su traslado a la catedral de Burgos. La fachada de la iglesia es de estilo barroco.

En el lateral derecho de la iglesia gótica, se abre una capilla barroca que data de 1753 a la que fueron trasladados los restos de El Cid Campeador y su esposa Jimena. En las paredes de esta legendaria estancia llamada Capilla de los Héroes, hay 29 nichos de reyes y familiares de El Cid. Entre ellos sus tres hijos, Cristina Rodríguez (Elvira), reina de Navarra, María Rodríguez (Sol), reina de Aragón, y Diego, muerto en la batalla de Consuegra (1099).

No hay comentarios:

Publicar un comentario