lunes, 5 de septiembre de 2011

Mi plaza de la Viña



Mi plaza de la Viña es el balcón por donde me entra el mundo, los ánimos, mi fuerza y mi esperanza. El verde de setiembre, después de los calores sofocantes y de las primeras lluvias, son verde distinto y mansos, casi de selva amazónica, la luz del amanecer incide en la fuente central y forma un cuadrado de sombras sobre el albero. El surtidor suena en mis oídos con el rumor de la vida. Los olores entran como un escopetazo de perfúmenes silvestre, las hojas de los tilos se han puesto en posición de aceptar la cúpula de los polen que trajo en huracán de los otros días con la tormenta nocturna. En la boca siento la pastosidad de la atmósfera de los cerros y las alturas.
Es 5 de septiembre, lunes, un lunes nuevo y contemporáneo.
R.F.P.
Alicante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario